ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LA CÉLULA

“Resulta muy fácil ahora subestimar a las células. Hemos sabido de ellas por tan largos períodos de nuestra vida que, en general, dejamos de percatarnos de lo importantes que son en realidad”

BRUCE ALBERTS, DENNIS BRAY, JULIAN LEWIS, MARTIN RAFF, HEITH ROBERTS  Y JAMES WATSON, prólogo del libro Molecular Biology of the Cell.

 

POLIZONES MICROSCÓPICOS

En 1967, la nave no tripulada Surveyor 3  se posó en la Luna; iba provista de una cámara para fotografiar el inhóspito paisaje Lunar. Dos años y siete meses  después, en noviembre de 1969, llegaron los astronautas del Apolo 12.  Como parte  de  su  misión, visitaron  la nave  Surveyor 3,  abrieron  la  caja  donde estaba la cámara y tomaron una pequeña muestra de la espuma de poliuretano aislante de su interior. Después de colocar la muestra en un recipiemte esteril, tomaron un poco de la muestra, la colocaron en una caja de Petri estéril con un medio de cultivo y la incubaron a la temperatura corporal  humana(37ºC).  Unos  cuantos  días   después,  vieron  con emoción los resultados: docenas de colonias de bacterias pululaban en la caja. ¿qué podía seguir vivo   después de más de dos años y medio en la sduperficie lunar? Los científicos del Centro de Enfermedades Contagiosas de Estados Unidos, en Atlanta, Georgia, realizaron la identificación positiva: Streptococcus mitis, un inocuo  residente de la boca, nariz y  garganta humanas, parecido a los que se muestran en la fotografía del recuadro.
https://i0.wp.com/galspace.spb.ru/index25.file/bakter.jpg

 Quizá uno de los científicos de la NASA estornudó mientras armaba la cámara, añadiendo sin saberlo un grupo de polizones espaciales a la carga de la nave.

Nuestro cuerpo se compone de células mucho más complejas y frágiles. Moldeadas   por   las   fuerzas   de   la   selección   natural,  estas  células  se han especializado   y   ahora   dependen   unas   de   otras.   Las   células    humanas, trabajando   en   colaboración   nos   han   permitido   viajar  a  la  Luna y mirar sobrecogidos las bacterias que sobrevivieron allí.
El Surveyor 3 en la Luna